360geoweb.com

Comunicador, Emprendedor y Divulgador tecnológico. Francis es consultor sobre Realidad Aumentada, Geolocalización, IoT, Smart Cities & Smart Destinations. Asesor Tecnológico para distintas organizaciones e instituciones. Autodidacta.


miércoles, 25 de noviembre de 2015

Las claves de futuro de los principales sectores de la economía


La crisis económica que hemos vivido durante los últimos años ha provocado grandes cambios en la estructura de mercado. A pesar del proceso globalizador en el que estamos plenamente inmersos, muchas empresas no han sido capaces de resistir la propia evolución del mercado debido a que no han sabido adaptarse a los requerimientos que demandaba la situación. La innovación, la implantación de programas de gestión empresarial como los programas ERPs y CRM, o simplemente la introducción de nuevas técnicas empresariales, han sido el filtro por el que han tenido que pasar las compañías durante los últimos años.
Por eso, se puede hablar de muchas marcas que se han quedado en el camino. Pero en cambio, también se puede hacer referencia a muchas otras que han sido pioneros en su sector y han sabido adaptarse a la situación. Pero, ¿cuál es el futuro a partir de ahora?

El futuro en los sectores empresariales más importantes
A  continuación, presentamos una serie de perspectivas y objetivos de futuro para los siete principales sectores empresariales del momento. Son, en definitiva, los que más reforzados han salido de la crisis económica:
  • Sector químico: internacionalizar la marca y gestionar las diferentes sucursales de una manera unificada mediante programas erps; apostar por un consumidor globalizado; mantener un ritmo de innovación alto en el que las nuevas tecnologías y la investigación estén presentes; y finalmente, desarrollar de forma plena la logística y la política industrial. Estos son algunos de los retos de futuro para las compañías del sector farmacéutico, y que deberán cumplir para seguir siendo competitivas.
  • Sector sanitario: el objetivo primordial para este sector durante los próximos años es garantizar la viabilidad de la sanidad. Todo, eso sí, al menor coste posible. Las herramientas de gestión para empresas sanitarias como los erps serán útiles para mejorar en la eficiencia y productividad del sector.
  •  Sector energético: el cambio de tendencias en este sector viene influenciado directamente por la escasez de recursos y la competitividad en el mercado. La denominada descarbonización y la segunda revolución del petróleo tienen que hacer frente a las nuevas tecnologías renovables que llegan pisando fuerte. El papel del consumidor también ha cambiado y tiene una mayor conciencia ecológica, por lo que la investigación en energías limpias será prioritaria para mantener la reputación conseguida hasta la fecha. De hecho, el comportamiento de los consumidores ha cambiado y se puede comprobar claramente en sectores como el de la energía eléctrica. En la actualidad, son cada vez más los clientes que escogen comercializadoras de luz de nueva creación que apuesten por energías renovables. También, se utilizan cada vez  con mayor frecuencia herramientas como el simulador de la factura de la luz para decantarse por una tarifa eléctrica en concreto. El ahorro y el medioambiente, por tanto, son retos que este sector debe tratar de abordar de cara a los próximos años.
  • Sector bancario: la adaptación a los requisitos legales, la implantación de software ERP que agilice la productividad de los trabajadores y sobre todo, el restablecimiento de la confianza en los usuarios serán los retos principales para el futuro próximo.
  • Sector TIC: los sistemas de información deberán seguir evolucionando al ritmo del mercado. Además, el Internet de las cosas será uno de los puntos clave a tener en cuenta, ya que los objetos más cotidianos comenzarán a tener identidad digital.
  • Sector automovilístico: la tecnología que apueste por una mayor sostenibilidad del medioambiente - coches verdes -, y por una conectividad máxima a la red serán los puntos clave a tener en cuenta de cara al futuro.
  • Sector alimenticio: tratar de producir alimentos con mayor capacidad de resistencia al tiempo, así como de diseñar packagings con una estética más atrevida y más atractivos para los usuarios, son algunos de los aspectos a trabajar por las marcas pertenecientes a este sector.


En definitiva, los programas erps, la capacidad de innovar y la forma en que los usuarios reciban nuestras propuestas de valor serán algunas de las claves de cara a los próximos diez años. Estar preparados y saber adaptarse a los cambios es fundamental para sobrevivir en un mercado cada vez más globalizado.