360geoweb.com

Comunicador, Emprendedor y Divulgador tecnológico. Francis es consultor sobre Realidad Aumentada, Geolocalización, IoT, Smart Cities & Smart Destinations. Asesor Tecnológico para distintas organizaciones e instituciones. Autodidacta.


jueves, 31 de marzo de 2016



En el sistema hotelero, la capacidad de innovar y adaptarse a los nuevos cambios culturales y tecnológicos forman parte de las claves para conseguir el éxito.

En un sector tan competitivo, es imprescindible contar con las herramientas necesarias para la correcta gestión y administración del hotel. Una solución al problema la encontramos en el software de gestión PMS.

A día de hoy, tanto pequeños como grandes establecimientos pueden contar con un sistema informático adaptado a sus necesidades que les permita gestionar las diferentes tareas cotidianas.

5 ventajas de un PMS en el sistema hotelero

A continuación se detallan 5 de las principales ventajas y facilidades que conlleva instalar un software PMS en el sistema hotelero.
  1. Simplificación en las reservas: con un software PMS podrás agilizar y automatizar todos los procesos relacionados con la gestión de reservas. De esta forma el personal será más eficiente, ya que podrá dedicar más tiempo a los aspectos relevantes. Además, podrás dejar de pagar por las reservas propias. Esto es debido a que el programa PMS hotel lleva un motor integrado que te permitirá no tener que pagar comisiones por aquellas reservas que se realicen desde la propia página web.
  2. Optimización de recursos y tiempo. En un hotel el tiempo es oro, y más aún si se trata de un equipo reducido. Disponer de una solución PMS para el sistema hotelero ayuda principalmente a simplificar las tareas del hotel. Podrás optimizar tanto las tareas de gestión, recepción y administración.
  3. Actualización inmediata online. El programa PMS actualizará de forma automática todos los precios e información relativa sobre la disponibilidad en los canales online que disponga el sistema hotelero. Además, podrás tener conectados todos los portales de comercialización en los que el hotel mantenga acuerdos.
  4. Mayor conocimiento de los clientes. Ofrecer un servicio de calidad y dejar al cliente satisfecho son algunos de los principales objetivos de cualquier hotel. Con el uso de un software de gestión, podremos disponer de una base de datos con la información más relevante de la clientela. Gracias a esto podremos personalizar la oferta, segmentar a los clientes y arreglar aquellos aspectos a mejorar. Además nos permitirá obtener un mayor número de clientes fidelizados, ya que podremos personalizar la oferta.
  5. Gestión desde cualquier lugar. Mejoras en la accesibilidad y funcionalidad son dos de los principales beneficios que supone implantar un software de gestión PMS en el sistema hotelero. Gracias al sistema cloud, podremos gestionar la información desde cualquier lugar, en cualquier momento y con cualquier dispositivo.
En definitiva, si queremos mejorar los procesos del sistema hotelero y la competitividad, invertir en un PMS es una de las mejores soluciones.

Continuar Leyendo

miércoles, 9 de marzo de 2016

El sector empresarial español ha aumentado durante los últimos quince años la confianza en las soluciones TIC de empresa como el software ERP. Después de un ligero retroceso en su implantación, provocado por un cambio en el modelo económico de principios de los años 2000, los programas de gestión empresarial como el ERP o el CRM han vuelto a erigirse como una de las herramientas de gestión básicas para cualquier negocio. Independientemente del sector económico en el que operen y de la dimensión de la empresa, los sistemas ERP se han convertido en pieza clave del panorama industrial en España.
Esta mayor demanda ha facilitado la aparición de una mayor oferta dentro del sector, lo que ha provocado una mayor presencia de este tipo de herramientas en pequeñas empresas y la Administración Pública.
Pero, ¿qué particularidades presenta el mercado español en este aspecto?
Como en muchas otras cosas, España se diferencia de sus homólogos europeos en aspectos culturales, y también económicos. En el caso de la estructura empresarial española, cabe decir que se caracteriza por una mayor presencia de pequeñas y medianas empresas. Por eso, en los últimos tiempos muchos proveedores – la mayor parte de ellos extranjeros – han optado por desarrollar soluciones ERP verticales para poder satisfacer la enorme demanda de pequeñas empresas muy especializadas en su producción. Gracias a este hecho, en los últimos tiempos la presencia de soluciones empresariales de este tipo en sectores industriales y sobre todo en la Administración Pública – incluyendo universidades y otros centros relacionados con la formación – ha aumentado considerablemente.
Y es que, si por algo se caracteriza el mercado español, es por la dificultad de adecuar el software de gestión empresarial – de cualquier tipo, tanto ERP como CRM – a las pequeñas y medianas empresas. De ahí que Microsoft acertase plenamente al adquirir los dos principales ERPS que operaban en el mercado español cuando inició su andadura en España. La compra de Navision y de Axapta resultó ser crucial para la buena adecuación de la solución ERP de Microsoft, que pasó a llamarse Microsoft Dynamics NAV desde la compra. Este hecho facilitó mucho la adquisición por parte de pequeñas y medianas empresas – pymes – de un software ERP para solventar los problemas diarios relacionados con la gestión de la empresa.
El problema es que muchos de los proveedores – por no decir casi la totalidad – son extranjeros y están enfocados a grandes empresas. Por eso, por su origen, muchos carecen de un sistema de cobros y pagos que se adapte a los requerimientos de la empresa española. Es por esta razón que mucha de las actualizaciones de la versión estándar conllevan un tiempo de demora en el mercado español.
En la actualidad, los proveedores de programas ERP agrupan su mercado dentro del mercado español en base a tres categorías: grandes cuentas, con una gran complejidad en sus procesos de negocio; medianas empresas, donde prima la sofisticación; y, por último, pequeñas empresas.

Cabe destacar, por último, que aproximadamente el 70% de las empresas españolas cuenta ya con un software de gestión empresarial ERP y casi el 55% de las medianas cuentan también con algún tipo de solución empresarial.
Continuar Leyendo